COPA LIBERTADORES

La Copa Libertadores, una pesadilla para los peruanos

Las derrotas en el debut de Sporting Cristal y Universitario recuerdan el flojo nivel de los equipos peruanos en el certamen continental.

0
La Copa Libertadores, una pesadilla para los peruanos
POOL Pool via REUTERS

La ilusión de jugar la Copa Libertadores suele acabarse 90 minutos después de iniciado el torneo. Esa es la realidad de los equipos peruanos, de los peores del continente en el certamen más importante de la región. En la primera jornada de esta edición, Sporting Cristal y Universitario revivieron el suplicio que suelen experimentar año tras año, compartido por sus hinchas y cualquier otro club del país que comparta el honor de participar.

El caso del cuadro celeste es quizás más grave, dado que es, por mucho, el mejor equipo del país. Es el campeón de la Liga 1 y el líder, con sus cuatro partidos ganados y sólo un gol en contra, del campeonato nacional. Todos méritos que no sirvieron de absolutamente nada en el primer encuentro del Grupo E, en el que cayeron por 3-0 frente al Sao Paulo en el Nacional de Lima.

Además de haber caído en el debut, Cristal tiene el dudoso privilegio de ser el club peruano con más caídas en la Copa Libertadores, con 101 de 224 jugados. Alianza Lima, que este año no forma parte del certamen por haber descendido a la Liga 2, ha perdido 100 de 168 y es el club con más derrotas consecutivas, con 23.

La derrota de Universitario, en cambio, fue particularmente dolorosa por un motivo distinto: cayó en el último segundo frente a un Palmeiras que jugaba con diez hombres y tras remontar dos goles. La inminencia del gol del triunfo de los brasileños era tal que ni los hinchas cremas - ni ningún peruano, en realidad- se sorprendieron realmente cuando se produjo.

Por otro lado, ya van 17 partidos seguidos en los que ningún peruano ha ganado en la Copa. La última vez que uno de los tres grandes clasificó a octavos de final de la Libertadores fue en el 2010, cuando Universitario y Alianza Lima lo hicieron, para caer en dicha instancia. El último en disputar una final fue Sporting Cristal, en el lejano 1997, oportunidad en la que cayó frente a Cruzeiro. Esos tiempos han quedado demasiado atrás.