SPORTING CRISTAL

Aprobados y desaprobados de Cristal en la Libertadores

La mala campaña de los celestes en la Copa Libertadores ha dejado más dudas que certezas en un plantel que generó muchas expectativas.

0
Aprobados y desaprobados de Cristal en la Libertadores
ALEXANDRE SCHNEIDER AFP

Sporting Cristal estuvo a punto de irse de la Copa Libertadores por la puerta trasera. Al final -caprichos del destino- lo terminó salvando el mismo equipo que lo hundió días antes: Racing Club. Los argentinos superaron a Rentistas con un hombre menos, con lo que el cuadro peruano, a pesar de caer vapuleado en Sao Paulo, consiguió mantener el tercer puesto que lo clasifica a la Copa Sudamericana, mucho más que un consuelo para una pésima campaña continental.

Cuatro puntos en seis partidos es demasiado poco para un plantel que se armó pensando en grande. Cristal logró hacerse del título de la Liga 1 con holgura, encadenó más de 20 partidos sin perder en el torneo doméstico, pero nunca estuvo a la altura en la Copa Libertadores. El único equipo al que le logró ganar -su rival directo por el tercer puesto, por cierto- fue el Rentistas, de menor presupuesto, tradición y calidad técnica. Era lo mínimo que podía esperarse.

La pésima campaña continental tiene, como suele suceder en estas lides, varios culpables. El cuerpo técnico, la directiva, varios de los jugadores del primer equipo: muy pocos se salvan. Faltó autocrítica y, para evitar mezquindades, también un poco de suerte. En los partidos en los que se jugó relativamente bien, se cerró el arco. Y, por el contrario, se abrió el propio: una tragedia endémica, posiblemente materia de estudio más para los sociólogos que para los directores técnicos.

Copa Libertadores

Clasificación PTS PG PE PP
2São Paulo 11 3 2 1
3Sporting Cristal 4 1 1 4
4Rentistas 3 0 3 3
Clasificación completa

*Datos actualizados a fecha 26 de mayo de 2021

Aprobados y desaprobados en la campaña de la Libertadores

Desaprobados

Roberto Mosquera: A pesar de que logró armar un plantel competitivo para el fútbol peruano, no consiguió llevar ese éxito afuera. El técnico optó por no reforzar su mediocampo y lo pagó muy caro: la volante fue zona de tránsito para los rivales. Planteó mal los partidos: salió a atacar cuando debió esperar y salió a refugiarse atrás desordenadamente cuando tocaba pararse más arriba. Confundió posesión con dominio; competir con ganar. No fue autocrítico a pesar de la pésima campaña. Mucho para replantear.

La directiva: Los fichajes no estuvieron a la altura. Después de un gran 2020, no reforzaron bien el equipo. Percy Prado, Alejandro González y Alejandro Duarte no le dieron calidad al plantel. No ficharon al mediocampista de marca que pedía a gritos el equipo. La Libertadores les quedó grande.

La línea defensiva: La defensa de Cristal ha sido una de las peores de la Copa. Encajó diez goles en seis partidos, pero pudieron ser muchos más. Muy mal parada en las jugadas de táctica fija, lenta para retroceder y presionar, fue el punto débil de los rimenses. Los peores: Alejandro González y Johan Madrid. La excepción: Jhilmar Lora. 

Horacio Calcaterra: El más flojo de la volante celeste. El mal nivel de Calcaterra ilustra perfectamente la diferencia de jerarquía entre el fútbol peruano y el continental: aquí, suele ser elegido en los onces del año; afuera, llega un segundo tarde a todas las coberturas, decide mal y no hace la diferencia.

Washington Corozo: Terrible primera experiencia para el ecuatoriano en la Libertadores. Cristal pudo tener por lo menos cuatro puntos más en el Grupo E de no haber fallado ocasiones tan claras. Se vienen rápidamente a la mente dos manos a manos frente a Racing y Rentistas pero, en general, decidió muy mal siempre que la tuvo en ataque.

Aprobados

Jhilmar Lora: El lateral derecho de 20 años ha sido una de las revelaciones de Cristal este año, en un puesto delicado históricamente para los celestes. El buen nivel de Lora hace que sea muy difícil de explicar que Johan Madrid -de bajo nivel en los últimos años- haya sido titular en los dos primeros partidos.

Martín Távara: El proyecto más ilusionante de Cristal. El zurdo debió arreglárselas prácticamente solo en la primera línea de la volante celeste y, cuando pudo tener el balón, lo hizo realmente bien, lo que le valió su primera convocatoria oficial a la selección. Coronó su buena primera fase con un gol trascendental frente a Rentistas.

Christofer Gonzáles: El llamado a hacer la diferencia en el equipo de Mosquera. Desaparecido en el debut, carburó recién en el partido en Avellaneda y, desde entonces, fue la figura de Cristal. Se le echó mucho de menos en Sao Paulo.