SELECCIÓN PERUANA

Nuevos aires en la blanquirroja

La derrota ante Brasil en semifinales también dejó buenas noticias para la selección peruana: la aparición de jugadores como García, López o Lora.

0
Nuevos aires en la blanquirroja

La dura derrota en semifinales ante Brasil dejó malas sensaciones en tienda peruana. El equipo de Ricardo Gareca prácticamente regaló el primer tiempo, con una insostenible línea de cinco defensores y una propuesta demasiado tacaña para una cita de esta magnitud, ante un equipo de categoría mundial que hizo pagar caro los errores defensivos. Sin embargo, en el segundo tiempo se vieron algunas luces de lo que puede ser -y de lo que ha sido- la mejor versión de Perú.

Y eso tuvo que ver, en gran medida, con algunos de los protagonistas que dieron un paso adelante en un partido muy complicado. Gareca entendió que la línea de cinco no funcionaba y decidió sacar a Christian Ramos, posiblemente el más flojo de todos los defensores que jugaron en la Copa América, y a Miguel Trauco, que viene encadenando malos partidos con la selección en los últimos meses.

Nuevos aires

Sus lugares fueron ocupados por Raziel García y Marcos López, que le dieron frescura a una selección que la pedía a gritos. García tiene 27 años y es uno de esos jugadores que ha explotado tarde: la temporada pasada, en la César Vallejo, fue la mejor de su carrera, y esto año fichó por el Cienciano, donde no ha desentonado. Gareca le dio la confianza y ha respondido bien: tiene talento, desparpajo y capacidad física para convertirse en un convocado habitual.

El caso de López es distinto, porque, aún siendo más joven (tiene 21 años) ha sido citado varias veces por el seleccionador. El lateral izquierdo empezó como titular en la Copa América, pero, luego de una lesión, perdió su puesto con Trauco, por más que ha demostrado que, a estas alturas, ofrece más tanto en defensa como en ataque que el defensor del Saint-Étienne.

Algunos otros futbolistas jóvenes parecen estar listos para dar el salto al primer equipo de la selección en futuras convocatorias. Sergio Peña, que no ha tenido una gran Copa, parece haberse ganado su lugar en la selección más por inteligencia táctica y ritmo de juego que por talento natural, y se irá complementando cada vez mejor con Renato Tapia y Yoshimar Yotún, plenamente consolidados en la línea media.

Un caso distinto es el de Jhilmar Lora, lateral derecho de 20 años que esta temporada se adueñó del puesto en Sporting Cristal y se ganó su primera convocatoria con la selección. Anoche ingresó en lugar de Aldo Corzo y, a pesar de que solo tuvo algunos minutos, demostró que puede ser muy útil cuando toque atacar y no esté Luis Advíncula, dueño del puesto.

Si bien ninguno de los nombres mencionados parece estar a la altura de los grandes jugadores que le dieron las alegrías más importantes a la selección -no hay Guerreros ni Farfanes, por el momento-, sí está claro que son futbolistas muy funcionales al proyecto de Gareca. Eso, en medio de un torneo local tan pobre, con tan poco apoyo de los clubes y de la FPF, es una gran noticia.