NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LIGA 1

Los candidatos, en deuda

Alianza Lima y Sporting Cristal tropezaron en sus debuts en la Liga 1. Blanquiazules y celestes deberán recuperarse en la siguiente jornada.

Actualizado a
Los candidatos, en deuda

Los dos equipos mejor armados y con planteles más competentes de la Liga1 empezaron su camino en la temporada 2022 con el pie izquierdo. Alianza Lima, campeón defensor, y Sporting Cristal, subcampeón y ganador del torneo en el 2020, no pudieron ganar en sus debuts en un año que será largo para ambos clubes.

Un estreno sin luces

Los íntimos tenían un primer partido a priori accesible. El cuadro de Carlos Bustos se estrenaba en Matute frente al Atlético Grau, con pocas bajas y un sistema que ya conocen de memoria. Tres hombres atrás, cinco al medio, dos arriba: poco misterio y, en principio, mucha efectividad para buscar la primera victoria del año.

Pero el cuadro piurano tenía otra idea. Con un planteamiento pragmático y ordenado, los dirigidos por Gustavo Álvarez se plantaron ante el campeón sin complejos. De hecho, fue la visita la que abrió el marcador ante un equipo más bien timorato y sin ideas, gracias a un gol de Rodrigo Salinas. Minutos después, Josepmir Ballón empataría, pero el punto sabe muy poco para Alianza, que deberá visitar al Sport Boys en el Callao en la próxima jornada.

Posiblemente la única buena noticia en tienda blanquiazul fue la presencia de Miguel Cornejo, criado en la cantera de Alianza, que se perdió buena parte del año pasado por una grave lesión de la que se ha recuperado. El mediocampista se vio ágil y lúcido. Por otro lado, preocupó el flojo debut del ecuatoriano Darlin Leiton, uno de los refuerzos que ilusionan a la hinchada íntima.

La altura, un rival olvidado

Roberto Mosquera, como Carlos Bustos, decidió tocar poco el once que con el que trabajó durante buena parte del año pasado ante Sport Huancayo. Sólo hizo debutar desde el inicio a Leandro Sosa, quien llegó desde Ayacucho para reforzar el mediocampo. El equipo, por lo demás, lució demasiado predecible y algo oxidado en la derrota ante el Rojo Matador producto también de que se trataba del primer partido en la altura después de casi dos años de fútbol en Lima.

El técnico rimense sí echó mano de más refuerzos en la segunda parte. John Jairo Mosquera  y Fernando Pacheco ingresaron para refrescar el ataque, pero solo el segundo cumplió su cometido. De hecho, el exfutbolista del Fluminense fue posiblemente el jugador más destacado de la visita, por lo que no sería sorprendente verlo desde el arranque ante el Melgar en el Alberto Gallardo, el próximo fin de semana.

Como en el partido de Alianza, una de las pocas buenas noticias en el cuadro celeste fue el regreso de Christopher Olivares, por fin recuperado de una grave lesión de rodilla que lo obligó a privarse de más de la mitad de la temporada anterior. El delantero no tuvo un gran partido, pero seguramente irá creciendo con el paso de los días.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?