LIGA 1

La Liga 1 empezaría el 12 de marzo y se jugaría en Lima

La Federación Peruana de Fútbol postergó la fecha, estipulada inicialmente para el 26 de febrero. La descentralización del torneo, cada vez menos probable.

La Liga 1 empezaría el 12 de marzo y se jugaría en Lima

La segunda ola de contagios de COVID-19 obligó al Gobierno a declarar cuarentena general en diez regiones del país, lo que afectó, entre muchas otras actividas, al fútbol profesional. La Federación Peruana de Fútbol (FPF) había establecido el 26 de febrero como fecha para el comienzo de la Liga 1 2021, pero, debido a las restricciones laborales y de desplazamiento, ha decidido postergar el inicio para el 12 de marzo.

La decisión no es oficial por una sencilla razón: la FPF esperará nuevos anuncios del Gobierno a partir de este miércoles, una vez que se lleve a cabo una nueva sesión de Consejo de Ministros. Según anunció el ministro de Cultura, Alejandro Neyra, mañana por la tarde los peruanos sabremos si la cuarentena se prolonga y en qué ciudades, además de otro tipo de medidas sanitarias que podrían afectar al fútbol profesional.

En un principio, el Gobierno prohibió la reanudación de cualquier deporte federado, incluyendo el fútbol, pero luego dio un paso atrás teniendo en cuenta que la Liga 1 se disputó casi sin inconvenientes durante la primera ola de contagios.

Si es que la Liga 1 inicia el 12 de marzo, como planea la FPF, lo más probable es que se lleve a cabo íntegramente en Lima, como sucedió el año pasado y como ya adelantó AS Perú. Centralizar el torneo permite que los estrictos controles sanitarios se den con mayor rigor y se respeten, así, los protocolos que ha establecido la Federación.

La idea inicial de los organizadores del torneo era descentralizarlo, de manera que los equipos del interior no tuvieran que pagar por caras burbujas sanitarias en la capital, pero todo parece indicar que eso no será posible. Por otro lado, el inicio de la Liga 2 se postergaría hasta el 1 de mayo.

El mensaje del Gobierno es claro: la salud es lo primero. Si se va a permitir que vuelva el fútbol profesional en un contexto en el que la segunda ola superará sin dudas a la primera, deberá ser con protocolos tan o más estrictos que el año pasado.