SPORTING CRISTAL

Sporting Cristal: Esperando al '9'

Riquelme llegó para llenar el vacío dejado por Herrera, y, como se vio en su debut, le costará adaptarse al estilo de Cristal. "No me desespera el gol", ha dicho.

Sporting Cristal: Esperando al '9'

Una de las noticias que más expectativas generó al pueblo rimense fue el debut, el lunes pasado frente a Alianza Universidad, de Marcos Riquelme. El delantero argentino, que llegó para reemplazar a Emanuel Herrera tras su abrupto fichaje por Argentinos Juniors, tiene la inmensa responsabilidad de hacer olvidar cuanto antes a uno de los mejores delanteros que el fútbol peruano vio en el último par de décadas, algo mucho más fácil de decir que de hacer.

En su primer partido con la celeste, quedó claro que a Riquelme le tomará un tiempo adaptarse al sistema de Roberto Mosquera, aunque no necesariamente a la responsabilidad de cargar con una camiseta pasada, ya que lo ha hecho en las últimas temporadas en el Bolívar. El argentino no tuvo opciones claras, se le vio algo tosco en su primer toque y poco fino en el pase.

Paciencia y adaptación

El fichaje de Riquelme no estaba planeado el año pasado, después de que Cristal consiguiera su título número 20 frente a Universitario. La salida de Herrera tomó por sorpresa a todos, pero la directiva reaccionó rápido y consiguió un reemplazo con un CV impresionante y condiciones para llenar un importante vacío. Sin embargo, la puesta a punto del delantero ha tardado un poco, lo que le impidió debutar en la primera fecha.

Por otro lado, el estilo de juego de Riquelme es bastante distinto al de Herrera, de manera que, naturalmente, deberá irse acostumbrando a los planteamientos de Mosquera y a la forma de jugar de sus compañeros en ataque. El ex Bolívar no se siente tan cómodo combinando fuera del área: es más un finalizador que un generador de juego, sobre todo en el juego aéreo, una vía por la que no lo buscaron demasiado en su debut.

“El tema del gol siempre es importante para un delantero, pero cuando no se marca toca ayudar al equipo. No quiero desesperarme ni volverme loco porque puede jugarme en contra”, declaró Riquelme al equipo de prensa del club. Los hinchas confían en Mosquera, el técnico parece confiar en el '9, y Riquelme sabe que, una vez que se abra la lata, los goles llegarán.