UNIVERSITARIO DE DEPORTES

Balance de la tercera etapa de Comizzo al frente de la 'U'

El técnico argentino fue despedido de Universitario luego de caer ante Alianza. Deja al club muy lejos de pelear el título de la Liga 1.

0
Balance de la tercera etapa de Comizzo al frente de la 'U'
Liga 1 Liga 1

Después de caer en el último minuto del Clásico ante Alianza Lima, Ángel Comizzo informó, en declaraciones a RPP, que dejaba Universitario. La decisión, explicó el técnico, ya la había tomado la directiva el fin de semana, de manera que todos los involucrados sabían que el de anoche sería el último encuentro dirigido por el exportero de River Plate. A continuación, realizamos un balance la tercera etapa de Comizzo como entrenador de los merengues.

Un inicio alentador sin final feliz

Ángel Comizzo tomó las riendas de Universitario por tercera vez en su carrera justo antes del reinicio de la Liga 1 luego de los meses de cuarentena. Firmó en junio del 2020 en reemplazo de Gregorio Pérez, quien había firmado un comienzo de año que ilusionó a la afición merengue, y que se fue despedido sin mayor explicación de parte de la directiva.

El técnico argentino heredó un plantel bastante interesante con una idea de juego que Pérez había logrado imprimir en los meses en que estuvo a cargo y logró darle continuidad al proyecto. Universitario era un equipo sólido: tenía un bloque defensivo serio, un mediocampo creativo y un delantero de área temible -Jonathan Dos Santos-, con lo que conquistó la Fase 1 del torneo nacional.

Sin embargo, el juego de la 'U' comenzó a desdibujarse en la Fase 2 justo al mismo tiempo que Cristal empezaba a consolidarse bajo el mando de Roberto Mosquera. La larga lesión de Dos Santos fue un golpe que Comizzo no encajó bien, pero, tras haber conseguido el título de la Fase 1, logró meterse en la final del torneo nacional. A esas alturas, aunque llegaba con más descanso, Universitario ya no era favorito: Cristal jugaba mejor y tenía un plantel más consolidado.

La 'U' terminó cayendo en la final ante los celestes mostrando una preocupante escasez de creatividad, sin profundidad en ataque y con una debilidad defensiva que ya había quedado de manifiesto en la Fase 2. La derrota ante Cristal dejaba a los cremas un gran sinsabor, pero también un premio consuelo: la clasificación a la Copa Libertadores.

Un 2021 para el olvido

El mal final del 2020 terminó prolongándose durante toda la primera mitad del año siguiente, hasta el despido de Comizzo. Universitario tuvo la mala suerte de caer en un grupo infernal en la Copa Libertadores, que compartió con Palmeiras, Independiente del Valle y Defensa y Justicia. Los cremas. Sólo logró sumar 4 puntos, y se despidió de la zona con una estrepitosa caída por 6-0 ante el Palmeiras.

En la Liga 1, la 'U' tuvo unas de cal y otras de arena. Su Fase 1 no fue del todo mala, ya que llegó a las últimas fechas con chances de meterse a la final gracias a una brillante racha en la última recta de su zona, pero terminó perdiendo su grupo con la Universdad San Martín, que, a su vez, cayó ante Cristal.

La debacle terminal llegó en la Fase 2, en la que solo llegó a sumar nueve puntos en siete partidos: dos triunfos, tres empates y dos derrotas, demasiado poco para tentar una nueva final nacional. En defensa del técnico argentino, ha tenido que capitanear un barco que ha estado -y está- a la deriva, con una crisis institucional que no parece estar ni siquiera cerca de solucionarse y un plantel que no alcanza para pelear un título.