ALIANZA LIMA

Alianza Lima estuvo a un cabezazo de la gloria

Alianza pudo lograr el título nacional, pero se quedó sin casi nada. Bengoechea fue el artífice de una buena temporada.

Alianza Lima estuvo a un cabezazo de la gloria

Cuando el balón quedó flotando en el área chica y apareció Federico Rodríguez, el pueblo aliancista ya se veía ganando el tiempo suplementario frente a Binacional. Era una oportunidad inmejorable: minuto 92, absolutamente solo y frente a su hinchada. El uruguayo erró el cabezazo y le permitió al equipo de Juliaca hacer historia en Matute.

Aún así, hay poco que reprocharle al equipo de Pablo Bengoechea y al mismo Rodríguez: ambos fueron, desde sus lugares, artífices muy importantes del Clausura conseguido por Alianza. El técnico ha transmitido la idea de que él y el club son uno solo. “Me estoy haciendo cada vez más hincha de este equipo”, dijo hace poco en una conferencia de prensa, en lo que sonó más a una confesión sincera que a una declaración por compromiso, como suele ser.

Alianza es mejor con Bengoecha y Bengoechea es mejor con Alianza. Es así. Es como si estuvieran hechos el uno para el otro. “Si no se sufre, no es Alianza”, dicen los hinchas blanquiazules, y el técnico uruguayo parece haber llevado eso al límite. Los íntimos, bajo el mando del ex seleccionado de Uruguay, ganan partidos al último minuto, con el cuchillo entre los dientes, sin gustar demasiado pero dejándolo todo, casi siempre sufriendo.

Un pésimo inicio

La temporada 2019 pintaba muy bien para Alianza. La directiva anunció, con bombos y platillos, la contratación de Miguel Ángel Russo como técnico del primer equipo para encarar la Liga 1 y la Copa Libertadores. Russo fue campeón de la Copa Libertadores 2007 con Boca Juniors, por lo que la ilusión del pueblo blanquiazul con su nuevo entrenador era comprensible.

Pero las cosas comenzaron mal y terminaron peor. Russo nunca pudo armar el equipo que quiso: la directiva prometió y no cumplió, según comentó el argentino después de su renuncia, en abril. El entrenador dejó el cargo después de caer en casa ante Internacional de Porto Alegre en la quinta jornada de la fase de grupos de la Libertadores. Alianza hizo solo un punto en el certamen continental.

Russo dejó el club después de una racha de 10 partidos sin ganar. En total, el ahora entrenador de Boca dirigió 15 encuentros y sólo ganó 3; anotó 18 goles y recibió 26, números vergonzosos para un equipo que pintaba para mucho más.

Bengoechea y los nuevos aires

El retorno de Bengoechea a tienda blanquiazul fue recibido con felicidad unánime de parte del pueblo blanquiazul. La experiencia con Russo había sido demasiado traumático, y qué mejor que el técnico con el que fueron campeones por última vez para retomar el camino. A pesar de haber caído estrepitosamente en la final del 2018 frente a Cristal, el uruguayo tenía esperanzas en la calidad de sus jugadores, muchos de los cuales había dirigido ya en su primera etapa.

La eliminación de la Libertadores le dejó a Alianza un solo objetivo: el título nacional. El Clausura fue la muestra perfecta de lo que quiere Bengoechea: un equipo luchador, ordenado y con mucha garra. Muchas veces los blanquiazules no jugaron bien, pero en casi todas esas ocasiones ganaron. Muy a la uruguaya.

Alianza se coronó campeón del Clausura en una recta final en la que Federico Rodríguez fue protagonista con varios goles trascendentales, pero, tras ubicarse detrás de Cristal en el acumulado, tuvo que enfrentarlo en la semifinal nacional. Ahí, tras dos partidos muy peleados, los íntimos supieron mantener la ventaja conseguida en Matute y clasificaron a la final, done esperaba Binacional.

En Juliaca, y con un arbitraje sumamente polémico, Alianza tuvo que afrontar la mayor parte del partido con un hombre menos, algo infame en una ciudad ubicada a casi cuatro mil metros de altura. El equipo blanquiazul no pudo frente a un Binacional que salió con todo en el segundo tiempo y terminó aplastándolo por 4-1.

Con un Matute repleto, Alianza estuvo a un cabezazo de forzar una prórroga en la final de vuelta. Rodríguez estuvo a un centímetro de meterse a la historia grande del equipo blanquiazul, pero la historia quiso que se coronara Binacional. La clasificación a la fase de grupos de la Libertadores es una buena noticia -aunque no sirve como consuelo- para una institución que supo retomar el camino después de Russo, y que luchará por mejorar radicalmente su última presentación en la Copa Libertadores, en la que fue el peor equipo de todo el certamen.

Torneo Descentralizado

Clasificación PTS PG PE PP
1Alianza Lima 35 10 5 2
2Universitario de Deportes 33 9 6 2
3Sporting Cristal 31 9 4 4
Clasificación completa

*Datos actualizados a fecha 31 de diciembre de 2019